No nada más en la agricultura: Trichoderma spp. se usa también en la industria textil y alimenticia.

 

E
l microorganismo benéfico Trichoderma spp. es un hongo muy versátil.  Se usa en la agricultura moderna, así como en la industria textil y alimenticia.

En la industria textil los enzimas extracelulares que produce este hongo se emplean para suavizar la tela de mezclilla y en la industria alimenticia para aumentar la digestibilidad de la cebada con la que se alimentan  las aves, por ejemplo.

También los investigadores en genética aprecian este género de hongo. Según ellos, el Trichoderma spp. parece ser el organismo ideal para que sus genes sean colocados dentro de genes de diversos cultivos con lo cual, según los investigadores, se podrán cultivar plantas resistentes a las enfermedades fúngicas. Estos genes no están todavía comercialmente accesibles, pero un número de ellos está en desarrollo.

El mayor impacto produce el uso de este novedoso y efectivo hongo en la agricultura actual, ya que fomenta el crecimiento de las plantas:

Por muchos años, la capacidad de estos hongos de incrementar el índice del crecimiento y desarrollo de las plantas, incluyendo, especialmente, su habilidad para promover la producción de raíces más robustas no había sido conocida. Los mecanismos para ejercer estas habilidades están siendo estudiados apenas en los últimos 10 años. Desde que un descubrimiento se hace hasta que se logre llevar a la práctica, es un proceso largo y generalmente toma mucho tiempo. Nosotros esperamos que en el caso de cultivo de alimentos sanos, no contaminados con productos sintéticos, los agricultores  no tardarán de darse cuenta de sus beneficios.

 

Algunas de las habilidades del hongo benéfico Trichoderma spp. son probablemente excepcionales. Recientemente, hemos encontrado una cepa que aumenta la cantidad de raíces incluso en la profundidad (hasta un metro por debajo de la superficie del suelo). Gracias a la acción de estas raíces profundas los cultivos como maíz y las plantas ornamentales como césped, son más resistentes para la sequía.

  • Ilustración Nº4: El desarrollo mejorado de las raíces de las plantas de maíz y soya cultivadas en el campo como una consecuencia de la colonización de las raíces por la rizosféricamente competente cepa de T. harzianum T22. Un mayor desarrollo de las raíces probablemente es causado por una combinación de varios de los mecanismos mencionados anteriormente.

 

Una investigación reciente indica que el maíz con las raíces inoculadas por la cepa de Trichoderma harzianum T-22, requiere alrededor de 40% menos del fertilizante/abono de nitrógeno que el maíz que no fue inoculado por este hongo benéfico.

El uso de fertilizantes de nitrógeno está restringido por el mandato federal para minimizar daños a los estuarios y otros hábitats oceánicos. De manera que el uso de este organismo puede proporcionar la esperanza para los agricultores de retener la alta productividad agrícola y al mismo tiempo cumplir con las nuevas normas y regulaciones que recientemente se han impuesto.

 

Ir al artículo original

 
 


Bibliografía:

Referencias generales

Hay una serie de referencias que proporcionan una gran cantidad de información acerca de estos hongos. Algunos de ellos se enumeran a continuación.

Monografías

Kubicek, C. P. and Harman, G. E. 1998. Trichoderma and Gliocladium. Vol. 1. Basic Biology, Taxonomy and Genetics, Taylor & Francis, London. 278 pg.

Harman, G. E. and Kubicek, C. P. 1998. Trichoderma and Gliocladium, Vol. 2, Enzymes, Biological Control and Commercial Applications. Taylor & Francis, London. 393 pg.

Los dos libros anteriores contienen información pertinente sobre estos hongos conocidos en 1997. Se pueden adquirir en el sitio web de Amazon.com.

Otros libros

Los libros siguientes contienen cantidades considerables de información sobre biocontrol con Trichoderma, además de incluir información sobre otros temas.

Chet. I. 1987. Innovative Approaches to Plant Disease Control. Wiley- Interscience, New York, 372 pg.

Lumsden, R. D. and Vaughn, J. L. 1993. Pest Management: Biologically Based Technologies. Am. Chem. Soc., 435 pg.

Chet, I. 1993. Biotechnology in Plant Disease Control. Wiley-Liss, New York, 373 pg

Artículos recientes

Recientemente se han publicado varios estudios que han mejorado sustancialmente nuestra comprensión de Trichoderma spp. y de su uso para el biocontrol y las aplicaciones relacionadas. Seleccionamos los artículos siguientes:

Nuevos mecanismos de biocontrol

Altomare, C., Norvell, W. A., Björkman, T., and Harman, G. E. 1999. Solubilization of phosphates and micronutrients by the plant-growth promoting and biocontrol fungus Trichoderma harzianum Rifai 1295-22. Appl. Env. Microbiol. 65:2926-2933.

Elad, Y., and Kapat, A. 1999. The role of Trichoderma harzianum protease in the biocontrol of Botrytis cinerea. Eur. J. Plant Pathol. 105:177-189.

Howell, C. R., Hanson, L. E., Stipanovic, R. D., and Puckhaber, L. S. 2000. Induction of terpenoid synthesis in cotton roots and control of Rhizoctonia solani by seed treatment with Trichoderma virens. Phytopathology 90:248-252.

Yedidia, I., Benhamou, N., and Chet, I. 1999. Induction of defense responses in cucumber plants (Cucumis sativus L.) by the biocontrol agent Trichoderma harzianum. Appl. Environ. Microbiol. 65:1061-1070.

Nuevos usos y recopilaciones de los mecanismos de biocontrol

Harman, G. E. 2000. The myths and dogmas of biocontrol: changes in perceptions derived from research on Trichoderma harzianum strain T-22. Plant Disease 84 (in press, will be published in the April issue).

 


Extracto del estudio What are Trichoderma? traducido al español.

Weeden, C.R., A. M. Shelton, and M. P. Hoffman. Biological Control: A Guide to Natural Enemies in North America.

http://www.nysaes.cornell.edu/ent/biocontrol/ accessed 20/08/2013.

 
 


Escrito por iOScience

Somos profesionistas que han tenido el privilegio de conocer diferentes culturas y estudiar distintas ciencias. Con gusto dedicamos nuestro tiempo, energías y conocimiento adquirido a la tarea de cambiar la vida de los habitantes del mundo.