agosto 28, 2014 Cocina, Salud No hay comentarios
Un regalo de la naturaleza que no nos cuesta ni un céntimo.

 

E
n los bosques, jardines y al borde de los caminos, crecen plantas totalmente comestibles que nada tienen que envidiar a las lechugas, los tomates o cualquier otra verdura de las que acostumbramos a llevar a nuestro plato. Hay quién les llama malas hierbas, pero esto depende del punto de vista con el que se mire.

En este reportaje de Miquel Figueroa, el agricultor Josep Pàmies nos mostrará una serie de plantas comestibles que crecen alrededor de las tierras que él trabaja. Estas variedades son típicas de un lugar y un tiempo concretos, por lo que, si lo deseamos, cada cual deberá salir en busca de las especies que crecen donde vivimos.


 
 


Escrito por iOScience
Somos profesionistas que han tenido el privilegio de conocer diferentes culturas y estudiar distintas ciencias. Con gusto dedicamos nuestro tiempo, energías y conocimiento adquirido a la tarea de cambiar la vida de los habitantes del mundo.